La esposa del presidente de Gabón, Ali Bongo Ondimba, Sylvia Bongo Ondimba Valentin, fue acusada en particular de «blanqueo de dinero» y mantenida bajo arresto domiciliario un mes después de que su marido fuera derrocado por los soldados, anunció el viernes 29 de septiembre el fiscal de Libreville.

Noureddin Bongo Valentin, hijo del matrimonio, ya está acusado y encarcelado, en particular, por «corrupción» y «malversación de fondos públicos», junto con varios antiguos jóvenes miembros del gabinete presidencial y dos ex ministros.

Tras estos cargos, “Madame Sylvia Bongo Ondimba Valentin compareció el jueves 28 de septiembre ante el juez de instrucción quien la acusó de lavado de dinero, recepción de bienes robados, falsificación y uso de documentos falsificados (…) antes de que se le ordene arresto domiciliario”, declaró el fiscal André Patrick Roponat en un breve discurso en las cadenas de televisión públicas.