China pidió el lunes a la Corte Penal Internacional (CPI) que evite el «doble rasero» después de que la corte emitiera una orden de arresto contra el presidente ruso, Vladimir Putin.

El presidente ruso está acusado por la CPI, con sede en La Haya (Países Bajos), de crimen de guerra por “deportación ilegal” de niños ucranianos en el contexto del conflicto entre Moscú y Kiev.

La reacción china se produce horas antes del inicio de una visita de Estado del presidente Xi Jinping a Rusia, la primera en casi cuatro años, durante la cual se reunirá con Vladimir Putin. “La Corte Penal Internacional debe adoptar una posición objetiva e imparcial, respetar la inmunidad jurisdiccional de los jefes de Estado bajo el derecho internacional”, dijo este lunes Wang Wenbin, portavoz de la diplomacia china, en respuesta a una pregunta sobre el tema. La institución debe «evitar la politización y la política de doble rasero», subrayó a la prensa, en referencia a que otras intervenciones militares no dieron lugar a ninguna orden de detención contra el Jefe de Estado.

Leer tambiénXi Jinping en visita de Estado a Rusia por “paz”

Wang Wenbin fue cuestionado sobre la oportunidad de Xi Jinping de confirmar su visita de Estado a Rusia a pesar de esta orden de arresto internacional contra Vladimir Putin. “Las dos partes (…) practicarán un multilateralismo genuino, promoverán la democracia en las relaciones internacionales, construirán un mundo multipolar, mejorarán la gobernanza global y contribuirán al desarrollo y progreso del mundo”, respondió Wang Wenbin. «China mantendrá su postura objetiva y justa sobre la crisis de Ucrania y desempeñará un papel constructivo en la promoción de las conversaciones de paz».

China no condenó públicamente la invasión rusa y criticó a Estados Unidos por sus envíos de armas a Ucrania y la OTAN por no tener en cuenta las preocupaciones de seguridad rusas. Sin embargo, Beijing pide diálogo y respeto por la integridad territorial de todos los Estados, incluida, por lo tanto, Ucrania.