Invitado de excepción de la JDD, en una larga entrevista, Michel Platini, leyenda de los Bleus y ex jefe de la UEFA, volvió a hablar de su carrera y de su visión del fútbol actual.

Uno de los temas esenciales es, obviamente, la aparición del campeonato saudí, que ha sabido atraer a muchos jugadores gracias a recursos ilimitados durante este mercado de fichajes de verano. Perseguido por Arabia Saudita, Lionel Messi rechazó las ofertas para favorecer al sol de Miami, una elección que Platini podría haber tomado: “En ese momento, el presidente del cosmos de Nueva York había pensado en traerme, pero la principal liga de fútbol profesional en Norteamérica desapareció en 1984, junto con su equipo, en el que Pelé había jugado dos temporadas veinte años antes. Si hubiera tenido una oportunidad en Estados Unidos, habría ido allí por la calidad de vida”.

MIRA TAMBIÉN – Los mejores goles de Michel Platini en la Juventus (1982-1987)

La antigua gloria de la Juve no se sorprende por el surgimiento de la Liga Saudi Pro: “No hay nada anormal. Desde el momento en que Qatar tuvo el Mundial, Arabia Saudita quiso demostrar que ellos también estaban ahí. El fútbol es global, tenemos que aceptarlo y adaptarnos. Es como Alemania del Este, que quiso imponer su visión del mundo a través del deporte en los años 80. Arabia Saudita quiere que se hable de ella. Este país tiene los medios para hacerlo y lo hace. Cuando todos nos fuimos a Italia en 1982, fue porque el campeonato italiano era más rico y los Agnelli, Berlusconi y Mantovani invirtieron mucho dinero. No hay nada nuevo. Éste es el negocio del fútbol y la política del fútbol. »

Ferviente oponente del VAR, algunos años más tarde, antes de su entronización general, la opinión de Michel Platini sobre esta herramienta no ha cambiado realmente: “El Var resuelve problemas, pero crea otros. Preferiría luchar por mejorar a los árbitros, porque si pones el VAR quiere decir que los árbitros no son buenos. Por eso intenté poner cinco árbitros. El soporte por vídeo debería estar ahí para ayudar, pero no puede hacerlo todo. La sensación de un árbitro ante un contacto siempre será más natural que un vídeo. Por otro lado, debo señalar que esta herramienta es bastante efectiva para los fueras de juego. Hay pros y contras, pero yo nunca lo habría instituido. No resolvió los problemas, los conmovió. »

Era la pregunta obligada para una de las caras del fútbol francés. Acostumbrado a gestionar la política de su deporte al más alto nivel, el ex vicepresidente de la FFF y presidente de la UEFA no tiene intención de tomar el relevo de Le Graët: “Fui vicepresidente de la Federación hace veinte años . Yo era presidente de la UEFA. No voy a asumir la presidencia de la federación. Estoy invitado por la FFF para el Francia-Irlanda en el Parque de los Príncipes el 7 de septiembre. Están celebrando la Euro 84, que ganamos en el Parc. No iré. No quiero formar parte de esta Federación Francesa, todavía dirigida por el antiguo equipo de Le Graët, que de hecho sigue al mando”.